sábado, julio 04, 2015

La Casa de Kikka

Lamento no haber estado más presente estos últimos meses... pero la verdad, es que he estado com muchos nuevos proyectos, todos al mismo tiempo.

El más grande, el más sabroso y el que más tiempo consumió (y uno de los más placenteros también) fue la Casa de Kikka.

Este proyecto arquitectónico nació de la cabeza de una amiga (Valeria) que quería regalarle una casita de muñecas a su sobrina. Creo que, cuando me sugirió hacerla juntas, no sabía en qué se metía... Al principio quisimos hacerla para muñecas Barbie (y similares), que son escala 1/6. Cuando hicimos los cálculos, la escala se nos iba de las manos... la casa iba a ser enoooorme, como un mueble. Así que la redujimos: creo que quedamos en 1/10 o 1/12.

Como ya experimenté hacer las cosas al revés, primero teji la muñeca (con ropa para cambiarse, vestirse y desvestirse) y luego proyectamos la casa. Para abaratar costos, y como teníamos buena cantidad de cartón, la armamos con una caja, revistiendo todo con papel y cola, para reforzar. Claro que primero recortamos las ventanas...


El problema de haber hecho las paredes de carton y cartapesta es la falta de prolijidad... Si alguna vez intento hacer algo similar, creo que voy a gastar unos mangos más en fibrofácil, y construirla directamente con algo duro y que no haya que revestir! (aunque tarde muchisimo más tiempo en abrirle las ventanas...)



Las puertas y algunos muebles los hice en fibrof'ácil de 3mm. Duro, facil de cortar (con un cúter afilado y paciencia se corta mejor que con sierra). Como las aberturas no quedaron del todo derechas, me tuve que volver china para hacerlas derechas. Tiras de cartón como marcos, y masilla epoxi de relleno fue la solución.

Como la muñeca ya tenía ropa, lo escencial era tener un lugar donde guardarla (no?). Por eso, una de las primeras cosas que hice fue el armario, con la misma técnica que el resto de la casa: cartón y cartapesta. Luego, la puerta sería de fibrofácil, con algunas "molduras" hechas con cartón más finito, pegado. (Una técnica de las que aprendí estos últimos meses de tanto ver sitios y tutoriales de casas de muñecas y miniaturas)

Esta vez, sí iba a construir las escaleras que subiesen al segundo piso! Para ello se me ocurrió que lo más fácil era hacer los escalones de palitos de helado (cortados por la mitad, pegados dobles, cuando todo estuviese listo y no hubiese que maniobrar o pintar en esos rincones.

Tracé (en Corel) el dibujo de la escalera, con las medidas adecuadas, imprimí y recorté la plantilla. Corté varias copias en cartón, las pegué juntas (no saben la cantidad de cola que usamos en esta casa!), las reforcé con cartapesta / papel-maché y por fin, las pegué en su sitio. Como dije, los escalones iban a ir último.


Con lo principal ya hecho, lo siguiente era pintar! Exterior e interiores (planificar qué va empapeldo, el piso, los azulejos). Los techos me los guardo, porque la casa tiene un secreto.

Las barandas del balcón y la escalera interna fueron hechos con palitos de brochet y cuentas o perlas de madera. Tenía unas que parecían lágrimas, y otras de colores, de distintos tamaños. Con ellas, ensartadas en los palillos, hice varias cosas - además de los barandales): la cama, las patas de algunos muebles, etc.



Otra buena idea que saqué de algun lado en la Internet (no recuerdo dónde) fue hacer los azulejos con bandejas de telgopor. Trazando los cuadraditos (1x1) con birome o lápiz, se hunde suavemente y le da la textura que uno busca. Los azulejos del baño son rosa fuerte porque, además de que las bandejitas eran de ese color, habíamos decidido usar un patron precioso de dibujos geométricos para el piso, en rosa, amarillo y naranja. Quedó bárbaro.

Los de la cocina son blancos, contrastando con el color del piso (impresion de unas fotos de cerámicas españolas) y los naranjas de los muebles y pared. Además, como la heladera y cocina iban a ser blancas, quedaba perfecto.

Los muebles de cocina y baño siempre son un desafío: la mesada es de fibrofácil, con un agujero rectangular donde va la bacha o lavadero. las puertas son carton más fino, pegado sobre el carton reforzados con cartapesta de base. La heladera es similar: cartón reforzado, pegado y lijado. Pintado, no se nota.

Para hacer cosas mucho más interesantes y envidiables, hay muchas instrucciones en "Dollhouse Miniature Furnitures Tutoriales"

La bañadera fue un largo camino de aprendizaje. La idea era hacerla en cartapesta, y la base está hecha así, sobre un "esqueleto" de cartón que luego retiré, cuando se secó la cola. Sin embargo, le faltaba "algo". En mi ayuda vino nuevamente una serie de tutoriales que había visto; para dar idea de loza o cerámica, en las miniaturas se suele usar una capa (o varias) de enduído. Sip, el de las paredes.

Así que le apliqué enduído por dentro y por fuera, hasta que quedó más o menos convincente. Con masilla le di la terminación de los bordes y patas (pedidas expresamente por Valeria- y yo estaba muy de acuerdo. Nos encantan las bañeras con patas!). El inodoro es, una vez más, una cucharilla de plástico cortada y modelada alrededor con masilla epoxi para artesanos.

El vanitory (o lavamanos), tiene base de fibrofácil y una tapita de jarabe, recubierta con enduido, y barnizada para dar la impresion de cerámica. La canilla es masilla, lo mismo que la ducha (sobre un alambre duro). Las canillas son perlitas, pintadas.


En la sala (living-comedor), el piso es de una cartulina que yo teniá guardada para esta ocasion, que parece madera. La corté en tiras para que parezca parquet (y para que fuese más fácil de colocar). Las paredes de los costados estan empapelados, la escalera pintada de marron oscuro, el mismo de las puertas y ventanas. El trozo sin pintar está asi porque luego irá una biblioteca (impresa y pegada).

La habitacion super-femenina está empapelada con un motivo que bajé de internet e imprimí en papel comun. El piso, enduido y pintado con acrílico. El espejo de la pared es un espejo de verdad, de cartera. El marco es de cartón, y la mesita de fibrofácil.

La cama también es de fibrofácil. Luego, el colchon será de Goma Eva y tela.

El ático esta todo empapelado con distintas imagenes de áticos y estanterías llenas de libros que bajé de Internet. El piso y el techo son otra imagen, de tableas de madera. Quedan muy bien!

Sé que esta entrada es larga y aburrida... pero estoy tratando de resumir un mes y pico de laburo! Perdón!!! Ahora viene lo bueno:

Lo mejor de esta tercer casa de muñecas, es que tiene instalacion eléctrica!!! Yupiiiii! Y la hice yo solita! (Gracias a las clases del master Gerardo). Soldé y conecté todo yo!

Son mini-leds, con cables muy finos que corren por los techos. Para que no se vieran, y la casita fuera segura para los niños, escondí toda la instalacion con "techos falsos": unas láminas de cartón (con un agujerito para que pase el led), pintados y pegados al techo de cada habitacion. Luego, (y esta fue la parte más dificil), pegarles alguna pieza que asemejara lámparas.



Por ejemplo: la luz de la sala es una tapa de perfume. la de la cocina, una de desodorante (Dove). El baño y el ático (donde está el switch de encendido) son trozos de tubo plástico translucido. El del baño tiene unos canutillos rosas y naranjas pegados. Sin embargo, la que tiene más trabajo y es más espectacular, es la araña-candelabro de la habitacion de Kikka (la muñeca). Es artesanal, como todo.... y sería muy largo de explicar cómo la hice. Les dejo la intriga.


En la sala, como velador o lámpara de escritorio, puse otro led, en un armazón de alambre de Champagne y acetato pintado con Sharpies de colores. Con un poco de masilla epoxi de artesanos  en la base, ajusté, afirmé y pegué todo al escritorio (que no es más que un trozo de fibrofácil pintado de marrón y pegado a la pared con "Pulpito"

En la cocina hacián falta detalles (como en todos lados, pero se nota su falta más en la cocina).

Hay una página imperdible para los miniaturistas que se llama "Small Stuff Print Minis", de donde se pueden sacar infinidad de cosas, en todas las escalas, listas para imprimir y armar. En la seccion de cocina hay muchas cosas como cajas de cereales y etiquietas para adornar cualquier alacena.

En los estantes que coloqué en la cocina, puse algunas cajas de cereal, latas (ex-tubitos de hilo de coser) y botellitas (masilla otra vez), con las etiquetas correspondientes. Son muy realistas!

Los frascos son perlas cuadradas de madera, con "tapas" de masilla.

Por último, la casa necesitaba plantas. Con unas que Vale compró de plástico, un poco de masilla y pintura acrílica verde y terracota, hicimos muchas macetas y plantas saliendo de todos lados!



Más fotos: encuentrenlas en mi pagina de Flickr