miércoles, octubre 19, 2016

Más Amigurumis

 No estuve cruzada de brazos todos estos meses, eh! Sigo tejiendo y crocheteando.

Para no poner todo en un solo posteo, y como sé que a mis lectores les gusta (por eso están acá), les muestro los últimos amigurumis que estuve haciendo.

Prácticamente todos son por encargo, Mi mecenas es Lily, gran amiga y fan de mis artesanías.

Lily me encargó primero un perrito que fuera igualito (pero mini) que el cachorro bullterrier de su hermano. Usé mi viejo y querido patrón de Perro Adaptable (la cabeza tuve que modificarla bastante, agrandarla -para que se notara que es cachorro- y distribuirle distinto los aumentos.)

Entre la cabeza distinta y las manchas del pelaje, fue un desafío lindo.

Todavia estoy esperando que me envíen una foto con ambos, el perro y el amigurumi, juntos. Creo que la cosa se complica, porque Titán (el perro), no se queda quieto para la foto.

Hasta aqui, los amis en crochet. Los siguientes son todos en tricot o dos agujas, con mi patrón de animalitos.

Las dos primeras son un par de conejas - Mucchy y Ducchy - destinadas a dos niñas afortunadísimas. Tengo la sensación de que las mamás de ambas estaban más que contentas. Fascinadas con los detalles y los vestiditos.

De más está decir que disfruté muchisimo haciéndolas, y agregué una muñeca más a mi coleccion, aparte de otro vestido.

Casi todos los patrones de colores son de una gran artista de Ravelry, Julie Williams.

Como verán en las fotos, las conejas tienen dos vestidos (uno rosa, con calados super femeninos), un cardigan, zapatos, un delantal y un cardigan.

Quise variar las manchitas de pelaje. Estuve viendo muchas fotos de conejos... muchas! Fue difícil decidirme.

A una de ellas la hice tipo holandesa, con el hocico blanco, y a la otra, ligeramente tipo "mariposa" (aunque no le puse todas las manchas características), y le alargué en un par de hileras las orejas.

Me encantó como quedó el vestido cuadrillé. Y el bolsillito!

También el agregado del delantal. Es como un medio vestido, con terminación en crochet (para los breteles y cintas).

Como seguía embalada con lo de los vestidos, y tenía bajados algunos diseños espectaculares para probar, hice un vestido de flores para mi ratoncita marrón Almendra.

Y tejí lo que originalmente iba a ser una osa, luego mutó a gato tipo siamés, y actualemente no estoy segura en qué quedó (la veo y me parece una lobita, qué sé yo).

Le puse unos ojos azules (que mucho no se notan, la verdad), pero es una buena compañía para Almendrita. Se llama Tonky.

A Tonky le tocó un vestido viejo de Almendra, que le quedaba medio grande. Y le hice un cardigan rojo, y zapatos haciendo juego.

Probablemente en un futuro les haré más vestidos (otro cuadrillé?) y más accesorios.

Probaré más diseños nuevos, y alguna nueva cosa que se me ocurra (espero).

Mientras tanto, espero que les haya gustado tanto como a mí, y que les inspire a hacer cosas nuevas y bellas.

4 comentarios:

miniaturista dijo...

Son todos preciosos, pero ese ratoncito es adorable.
Un abrazo
Maite

Maria Jose dijo...

como siempre un gustazo ver tus trabajos, pero es que con estos animalillos te has superado!!1
Enhora buena por tus manos, ojos, gusto y mil gracias por compartir

Irene Kiss dijo...

Gracias!!!

La Buhardilla de Conchi dijo...

Me encantan todostus trabajos pero las conejitas me han enamorado y con esos vestidotos tan elegantes estan guapisimaa. Los animalitos con dos agujas me han sorprendido porque quedan geniales. Muchas felicidades por tu trabajo es fenomenal. Besicos