martes, diciembre 16, 2014

Tejidos (y crochet) - Poniendome al dia XV

Vamos a ponernos al dia con los últimos proyectos: algunos son mis favoritos, con otros estuve sufriendo la certeza de que no iban a salir bien (pero habia que terminarlos igual!).

Mis favoritos, como de costumbre, son los muñecos. Hice otra Elsa Transformable (para Alana) y le encanto!!! A las niñas les llama mucho la atención que pueda darse vuelta y trasnformarse. Y que sea Elsa de Frozen...

Pueden encontrar el patrón aquí.

Además, seguí tejiendo conejos (tricot, con 5 agujas doble punta) Esta vez, uno rosa para mi sobrina Alma. Me encanta este patrón, y no voy a dejar de repetirlo. Realmente mágico.

El patrón es en inglés, lo pueden bajar de aquí.

También para Alma, tejí un osito que se puede vestir. Es un patrón japonés (de Pierrot, que tiene muy buenos patrones), pero como tiene gráficos (y notas en inglés) en general se puede hacer bien. Sin embargo, éste estaba o mal traducido, o tenia algunos errores en los números.

Primero, no especificaba con qué aguja crochetear el oso. Parecía que la aguja de la ropa era distinta, pero sigo sin enterarme.

Al final, lo hice todo con aguja 3,5 y lana Nube soft 2/7 (que no es tan finita, pero tampoco gruesa). Además, en la foto tenía un hocico completamente distinto del que decia en las indicaciones. Tuve que desarmarlo y más o menos imitar el de la foto para que quedara lindo.

Hay veces que los patrones son un desastre. No se entienden. Y otras que son una maravilla. En fin.

Seguí más o menos (menos que mas) las indicaciones para hacer la ropa. El resultado no es malo, pero para la próxima, el patrón lo escribo yo. (jah!) Si quieren ver el patrón, búsquenlo aquí.

Siguiendo con rompederos de cabeza, me metí a hacer (porque tenía ganas y además lo prometí) un cuello en tejido doble (es decir, se hace juntos dos motivos en negativo - busquen "double knitting"). Con 5 agujas 2,5mm

Yo ya había hecho algunas cosas en esta técnica, pero con lana un poco más gruesa. Así que pensé que usando lana finita (tipo bebé), el dibujo iba a quedar mucho más claro. Y si, el dibujo quedó bárbaro, genial. Pero hubo un pequeño problema: los puntos se me fueron estirando, y estirando, y el tejido cada vez era más grande!

La idea era que pudiese usarse de gorro, pero terminó tan enorme, que probablemente se puede usar de minifalda. :-(

Y encima, no se terminaba más. Tardé más de un mes. Tejiendo todo un día sin parar, sólo terminaba 5 hileras. Desesperanzador. Pero al final, lo terminé.

Lo peor es que, al ser cashmilon acrílico, no se puede achicar como la lana comun (que si la lavas con agua muy caliente, encoge)... Lo probé y no funcionó, obviamente. Uf.

Dejando atrás la mala onda, y preparándome para el verano, me hice una cartera en crochet, con hilo de algodón en color crudo, (aguja 3mm) muy femenina.

En Ravelry (y a lo largo y ancho de internet) hay un gran montón de patrones para hacer cuadrados para mantas, chales, etc. En general son gratis y bien coloridos, con diferentes texturas y motivos. Vi un lindo modelo que usaba estos elementos de diferentes modelos, en un solo color, unidos de una forma muy interesante para hacer una cartera.

Y me encantó.

Elegí varios modelos de cuadraditos, los fui crocheteando, adaptándolos para que midan 10cm de lado y acomodándos para armarla. Probé y me di cuenta de que la mejor forma de unirlos NO es al crochet, si no cosiéndolos normalmente, con el mismo hilo/lana que se usó. Queda mucho más prolijo.

Luego, corté la tela del forro, cosí, armé. Compré una cinta al bies estampada para unir a la correa, para que no perdiera la forma y se estirara de más (con el tejido al crochet suele pasar, y si es algodón, más.) Lo que sobró lo usé en los bordes de los bolsillos internos. Quedó preciosa!

El modelo original usaba dos correas cortas, al hombro. Yo le puse una sola más larga, para usar en bandolera. Más cómoda.

Tanto me gustó que me dan ganas de hacer otra, quizá en dos o tres colores, para resaltar los diferentes motivos de los cuadraditos. O con un forro de color distinto, que resalte el calado. ¡Tantas ideas!

Para compensar un poco el desastre del cuello, tejí un gorrito, simple pero muy lindo. El modelo se llama Exeter, y se supone que está inspirado en los techos de la catedral, que unen las vigas paralelas desde cuatro lados en el centro. Tejido en elástico, es muy fácil y muy agradable. Varonil.

Volviendo a los mucñecos, Tenia ganas desde hacia rato en usar la lana peluda (ya usada en unos conejos, ver el resumen anterior) para hacer un oso peresozo, de brazos largos y cara de sueño.

Con agujas doble punta 3,5mm fui tejiendo el patrón. El problema es que, al ser tan peluda, no me fue muy posible contar los puntos de lo que estaba haciendo... Es posible que pueda reconstruirlo, si lo tejo en otra lana menos conflictiva, para finalmente publicar el patrón. Sin embargo, les dejo la inquietud a Uds: lo hago en tricot (dos agujas) o crochet?



El original tiene hechos la carita y las "uñas" en crochet. El resto es jersey. Este tipo de tejido acepta lanas peludas o fantasía. Como ya sabrán, el crochet es muy difícil de hacer si la lana tiene muchos pelos. Por eso el cambio de técnica.

Así que si les gusta el perezoso y quieren el patrón, voten: tricot o crochet?

2 comentarios:

Daxa Rabalea dijo...

Hola! Como siempre, tus trabajos son maravillosos! Me encantó la ropa del osito y esas princesas transformables son preciosas!!!
Un beso
Nati

Alas de Lona dijo...

¡Vaya artista eres! ES todo precioso. Me ha hecho mucha gracia el oso perezoso, y el bolso sí que es verdad que quedaría muy bien con un forro a contraste para ver mejor los dibujos y texturas.
¡Feliz Navidad!