jueves, febrero 12, 2015

Casita de Chocolate y otras cosas navideñas

Enero se pasó volando, y creo que a Febrero le va a pasar lo mismo...

Aprovecho la ocasión para mostrar una "escultura arquitectónica" que hice con mi vieja y super confiable receta de galletitas de cacao de Hershey. A la que agregué un poco de gengibre en polvo, canela y cardamomo molido, como para darle un gustito navideño.

Si les interesa el tema de el armado de casas de gengibre (o cacao, en este caso, pero se las conoce asi), y no tienen idea de cómo hacer el molde, no hay problema: Internet tiene la solucion!

Googleen (buscando en la pestaña "imagenes") Casa de gengibre planos / Gingerbread house template. Puede ver y bajar un monton de modelos distintos, desde cosas muy simples a muy elaboradas, dignas de un gran arquitecto.

Una vez bajado el plano, hay que imprimirlo y cortar. Hacer la masa de galletitas (poner muy poquito Royal y bicarbonato, para que no crezca casi nada), estirar y cortar las piezas SOBRE LA PLACA que va a ir al horno, para evitar que se estiren o deformen. Se puede cortar con un cuchillito (sin sierra!) o una ruedita para ravioles.




Yo corté aparte un "piso" de forma irregular para poder pegar la casita. Si no les alcanza la masa para esto, no hay problema.

Hornear y retirar cuando esten listas. Dejar enfriar.

El gasé real se debe preparar con claras y un poquito de jugo de limon. Debería sostenerse solito unos 3 o 4 segundos. Hay muchos tutoriales para el punto justo del glasé. Busquen! Les dejo un link de una gran decoradora de galletitas, SweetAmbs , que tiene varios tutoriales (en ingles) y que hace unas cosas preciosas.

Decorar las paredes y techo antes de armar, y dejar secar. Luego, con mucha paciencia, empezar a armar, juntando las paredes principales e ir pegandolas desde adentro con el glasé. Tarda unos segundos en secarse, así que hay que sostener la estructura para que no se caiga todo. Ir de a poco, ese es el secreto.





A veces en el horno los bordes rectos "engordan" un poco. A mi me paso especialmente con los techos. No encajaban bien. Tome un cuchillo de cocina bien afilado (SIN SIERRA!) y fui raspando los bordes hasta que quedaron bien derechitos. Como la galletita es crocante, se puede trabajar con el filo, siempre y cuando se tenga cuidado y paciencia.

Al final, cuando todas las partes han sido pegadas, hay que decorar el jardincito con glasé verde y de otros colores para las flores. El pino esta hecho con un par de galletitas (cortadas con cortante) y encajadas una en la otra.

No dudo que una idea asi tambien se pueda usar para algun cumpleaños, como adorno de de torta, o parte de la mesa dulce. Tambien se podria rellenar con golosinas...

---

Otra cosa que estuve tejiendo para las Navidades pasadas fueron unas muy bonitas Virgen(es) Maria con Niño(s). El patron pertenece a la maravillosa artista detrás de Tejiendo Perú. Les dejo el Link.


Yo modifique un poco el patron, para hacerlas mas pequeñitas (y por el tamaño de lana que tenía). Hice 6, todas super bonitas y con muchos colores, para regalar a mis amigos y que las pusieran en el Pesebre o en el arbolito.

Con los corchos de Champagne de las Fiestas pasadas, y con la idea basica de una chica francesa llamasa Anisbee (busquen el patrón en francés en Ravelry), hice mis propios Corchogumis. Super faciles!!!


La lana o hilo debe ser finito, lo mismo que la aguja de crochet. Hay que hacer un circulo (ya saben cómo se empieza cualquier amigurumi) hasta casi cubir la "cabeza" del corcho. Luego, una hilera sin aumentos. Para formar la carita hay que dejar sin tejer un tercio de los puntos, y el resto, siempre con pm y una cadena antes de cada hilera, ida y vuelta hasta llegar al "cuello" del corcho. Hacer tantas cadenas como sean necesarias para unir los dos extremos de la capuchita y seguir tejiendo en redondo, hasta cubrir el "cuerpo" del corcho.

Agregar cola u orejas, u otro adorno y con un marcador indeleble dibujar una carita en el corcho.

Y listo! Facilicimos (hice los 4 en un dia) y aptos para todo tipo de niño. También pueden usarse en los juegos de mesa, en los que siempre se pierden las piezas. Y además se pueden hacer con corcho de vino (si no hay champagne...).

Yo hice un oso, un dinosaurio (no se ve, pero tiene cola detrás), un gato y un zorro (tambien le hice cola).

2 comentarios:

ClaudiaP dijo...

Que espectacular quedo esa casita!
Esas galletitas son lo mas...

Divino todo como siempre Irka <3

Yolanda U.C. dijo...

Que bonitos se sen esos corchogumis y las virgenes te quedaron super son sus niños.
Y eso de la casita de chocolate uff ni se diga.
Felicitaciones!