domingo, mayo 24, 2009

Manju

Si tienen una vaporera y ganas de comer algo dulce y suave, esta receta es lo que están buscando.

Estas masitas/pancitos dulces, muy populares en Japon y China, están rellenas de Dulce de Atsuki (o adzuki), un porotito coloradito que se puede conseguir en todo el mundo, a estas alturas. El relleno dulce es fácil de hacer, pero bastante trabajoso. Por eso, si tienen la oportunidad (como yo) de comprar el dulce ya hecho, genial. Si no, también publico la manera de hacerlo.

Manju (Masitas Dulces Rellenas al Vapor)

Ingredientes:
Masa dulce:
(para 24 masitas)
Una taza de harina leudante
Media taza de azúcar
Una clara de huevo
Un chorrito de aceite
Un chorrito de leche fría
Una pizca de sal

Relleno dulce de Atsuki:
Un pocillo de porotos atzuki
Agua cantidad necesaria
Un pocillo de azúcar (o más... es a gusto)

Una vaporera (si son las de bambú chinas, mejor.)
Papel manteca o encerado, cortado en 24 cuadraditos de 7 a 9 cm, más o menos.
Un tamiz o colador (para tamizar el dulce)

Preparación:
Masa:
En un bol poner la harina, el azúcar, el aceite y la clara. Mezclar bien hasta hacer una arena. Agregar un chorrito de leche fría y comenzar a amasar hasta formar un bollo liso. Dejar descansar media hora (para que el azúcar se vaya disolviendo). Agregar más harina (leudante o común) si es necesario. La masa debe quedar tierna y un poquito pegajosa.
Dividir el bollo en 24 bolitas.

Dulce de Atsuki:
Cocinar en agua hirviendo los porotos por dos horas. Colar y pasarlos por un tamiz para sacarles las cáscaras. Llevar el polvillo resultante a una cacerolita, agregar el azúcar y cocinar a fuego moderado, hasta incorporar el azúcar y hacer el relleno algo más oscuro en forma de pasta.
Retirar. Se puede sacar un poco el agua de la pasta poniéndola en un lienzo y exprimiéndola.
Dejar enfriar.

Armado:
Aplastar ligeramente las bolitas (con las manos enharinadas) y afinar los bordes (aplastándolos un poco más), dejando el centro más grueso. Poner una bolita de relleno (algo así como 3/4 de cucharadita) en el centro y plegar los bordes hacia arriba. Se pueden dejar los piquitos hacia arriba, o pegarlos bien entre sí formando una bolita lisa (con los pliegues hacia abajo).
He visto que la masa de los manju puede ir teñida de rosa (con escencia de frutilla o similar), sellada con un símbolo a fuego vivo, o pintadas con yema. Yo en este caso tenía unas almendras y las introduje en el centro como decoración.
Acomodar cada manju en un cuadrado de papel manteca y poner en la vaporera, separadas entre sí. Crecen al cocinarse, y se pueden pegar.
Cocinar las manju durante 15-20 minutos. Retirar y dejar enfriar.

Muy recomendable acompañarlas con un rico té (el que prefieran... aunque verde es el más tradicional).

1 comentario:

La Clota dijo...

Son riquísimas!!!!!