martes, marzo 10, 2015

Proyecto Casa de Muñecas - 1ra parte.

Cielos. Tengo una nueva obsesión. Construir mi propia casita de muñecas (y quizás una casita de hadas, o de duendes).

Desde hace ya tiempo venia pensando en esto, pero agarré la obsesión de golpe al visitar el blog de Sharon (Homemade Obsessions), en el cual ella explica y da ideas para hacer justamente todo lo que yo quiero hacer. Y desde entonces, lo unico que hago (y sueño, y planifico, y no duermo,) es cómo hacer TODO! desde las paredes hasta los adornos, muebles, decoracion, estilo... El sueño del artesano.

Así que me compre (muy barata!) una caja de té de fibrofacil (de ésas que venden para pintar, que traen las divisiones para poner los sobrecitos). Le aserré los bordes (no tiro nada, los bordes vienen con forma, serán las molduras de la casa más tarde) y me puse a planificar el interior.

Me decidi en una cocina-comedor en la planta baja, un dormitorio y un baño en la planta alta. La caja no es muy grande, y tampoco quiero hacer las habitaciones muy chicas (porque la idea es poder meter la mano para decorar!). Usando las divisiones de la caja, serán piso y paredes (y puertas, y muebles, y todo lo que se pueda).

Quisiera tambien haber podido agregar una escalera, para mantener la ilusión creíble, pero desistí por falta de espacio. Otra vez será.

Las divisiones de fibrofacil vienen con muescas pre-cortadas para poderlas encajar unas con otras. Aprovechando esas muescas, a la pared divisoria entre la habitacion y el baño, le recorté la puerta.

En la ferretería conseguí unas bisagras chiquitas, y pensé, ya que estamos, ¿por qué no hacer una puerta que se pueda abrir? Al menos, en el interior. La de entrada será parte de la tapa de la caja, que de ahora en más será el frente de la casa.


Pensé tambien en algún momento en agregarle techo a dos aguas, pero luego taché la idea, ya que no podría cerrar el altillo que se formaría. Vamos a mantenerlo lo más simple posible (dentro de mi creciente obsesión), me dije. Ja.

Como las divisiones eran más bajas que la caja, recorté tiras del mismo fibrofacil y se las pegué con cola de carpintero. Dejé secar bien. 

Con pegamento de dos componentes (Poximil), pegué la bisagra a la puerta y pared. No podría haberla atornillado porque el fibrofacil es bastante finito. 

Como los detalles importan mucho en este tipo de cosas, a la puertita le hice un agujero para poder hacerle picaporte. Tenia planificado pasar un pedacito de palillo escarbadientes, y unas perlitas de cada lado... pero como el agujero quedó muy grande, le puse un trozo de palito de brochet de bambú. Todavía no le agregué las perlitas, y no sé si se las voy a poder poner...

La siguiente tarea proponia un desafio: las ventanas. Planifiqué dos, en la base de la caja (en la pared del fondo de la casa), aunque me hubiese gustado hacerle unas cuantas más, una en el baño, por ejemplo. El problema era cortarlas. O calarlas. Con una sierra caladora o con algún  torno quizá se podría hacer sin mucho problema, pero no tengo ninguno de los dos. Y tampoco daba para salir corriendo a comprarlos... debía mantener mi obsesión bajo control (un poco!).

El fibrofacil de la base no era tan grueso. supuse que con trabajo, paciencia, cuidado (muchisimo cuidado!) y un buen cuter con hoja nueva podría lograrlo. Y resultó.

Descubrí además que es bastante facil (y adictivo) tallar el fibrofácil (con el cúter), así que le agregué unos rebordes al exterior de las ventanas. 

El verdadero problema residía en la tapa de la caja, que era también de fibrifácil, pero de más de un centimetro de grosor. Se podría hacer sólo con el cuter? Hmmm... 

Iba a ser difícil, pero no imposible. Tracé la ventana que quería hacer (y a la que, ya que estaba, le iba a poner una persiana que se pudiese cerrar), le hice agujeros en los vértices y comencé a cortar y tallar. Y lo logré!

Envalentonada, le dibujé no sólo la puerta (tallada también), si no una ventana que no era cuadrada! A esta tambien le hice varios agujeros, trazando el contorno, para poder tallarla y ahuecarla.

A la puerta también le hice un agujero, para el picaporte. Y además, como ya dije que estoy obsesionada (y que los detalles importan, y mucho), tallé ambas ventanas y la puerta del lado de adentro.

En una proxima entrada, más tallado, algunas cosas con masilla (infaltable), los muebles y el interior. (Y todavia me falta algo para mantener cerrada la tapa / pared del frente!)

1 comentario:

MJ SG dijo...

¡Ole ahí! que valiente, te va a quedar genial.